Dos gestos feos, que acabaron pagaron

Las aficiones somos muchas veces muy “asquerosas”, porque nos podemos llegar a cebar contra un jugador sin pensar en nada, solo insultarle, cagarnos en más de una cosa y demás improperios que se nos pase por la cabeza, pero hay veces que los jugadores tampoco tienen mucha delicadeza.

En los partidos de vuelta de los play-off, hemos visto dos gestos muy feos a la afición rival por parte de dos jugadores, ya que Iago Aspas mandó callar a la grada después de conseguir marcar su penalti, y es que Los Carmenes la tomó con el jugador durante todo el encuentro por lo sucedido en el encuentro de ida con el pisotón a Roberto, al final el celtiña vio la roja y encima su equipo no se clasificó. El otro gesto feo, estuvo por parte de Óscar, el centrocampista del Valladolid, que celebró el gol mirando a la afición rival y gritando, aunque éste se libró de la tarjeta porque el árbitro no quiso.

La verdad,  pienso que no son necesarios estos gestos a las aficiones rivales, entre otras cosas muchas veces te salen rana, a pesar que puedo llegar a entender que estás en tensión y hasta las narices de lo que están diciéndote.

Más sobre Fútbol de Segunda:

¡Comparte!

2 thoughts on “Dos gestos feos, que acabaron pagaron

  1. Franek Entrada de autor

    Giov, y tampoco me gustó, aunque en aquel partido de liga se jugaban “algo menos” que en estos de play-off, donde el ambiente está mucho más caliente.
    ¿qué opinas?

    Gracias por comentar, por cierto, ¿por que no sacó a De Lucas y Trashorras?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>