Queco Piña, del paro a la Real Sociedad, pasando por Rumanía y la AFE

La historia de Queco Piña puede ser perfectamente un culebrón, porque en estos meses ha vivido situaciones muy extrañas, primero se quedó sin equipo este verano, por lo que decidió volver al Racing de Ferrol para entrenarse y no perder la forma, de esa manera esperaría una oferta para marcharse a otro equipo, y le llegó, pero era de Rumanía, y más bien pareció un timo, porque conforme fue, volvió, ahora tiene una gran oportunidad, la que le brinda la Real Sociedad, porque si convence no solo se quedará hasta el final de temporada, sino que renovará un año más.

Queco Piña tuvo un comienzo muy prometedor, porque en sus tierras y con el Lalín consiguió el Zamora de la tercera división, aunque creo que fue en el Racing de Ferrol y sobretodo en el Levante donde más rendimiento ha dado, quizás su gran fallo estuvo en los equipos que ha estado, porque lo ha pasado muy mal económicamente, el último caso fue en el Alicante, donde tuvo una temporada para olvidar.

Ahora el mundo del fútbol le puede dar una segunda oportunidad gracias a las lesiones que sufre la Real Sociedad, y es que parece que tienen un gafe en la portería, ya que primero fue Claudio Bravo quien se rompió los ligamentos, ahora es Riesgo y solo faltaría que Zubikarai sufriera algún percance, por eso el conjunto donostiarra a puesto a prueba a Queco Piña para estos partidos que quedan.

A nivel personal, pienso que Claudio Bravo o Asier Riesgo se irán este verano de la Real Sociedad, así que Queco Piña, a sus 29 años, puede demostrar que todavía recuerda aquellas paradas que hacía con el Racing de Ferrol y puede quedarse un año más en el club donostiarra.

¡Comparte!