Berry Powel, primer fichaje del Elche

En una noticia que ha sonado en principio, como mínimo extraña, para quienes son seguidores asiduos de la Liga Adelante, el Elche ha anunciado mediante la palabra de su propio presidente, José Sepulcre, que el atacante Berry Powel ya es el primer fichaje del equipo de cara a la próxima temporada, en la que los alicantinos tienen la misión fundamental de conseguir el ascenso a Primera.

Incluso, tal y como confirmó Sepulcre a la prensa local, el delantero holandés ha firmado ya como primer refuerzo del conjunto ilicitano, con el que se ha comprometido para las dos próximas temporadas, lo que ha provocado suma sorpresa incluso entre los mismos integrantes de la institución, que esperaban la llegada de un hombre joven, y preferentemente nacional, para reforzar la plantilla.

De la misma forma, hay que destacar que este jugador holandés, lamentablemente famoso en los últimos tiempos por sus comportamientos inadecuados fuera de los terrenos de juego, se estuvo entrenando con la plantilla del Elche al final de la pasada temporada, para marcharse posteriormente al Huracán de Valencia, con el que disputó la promoción de ascenso a Segunda División, tras haber quedado libre anteriormente del Nástic.

Powel, que tiene ya 32 años, ha militado anteriormente en la mayor parte de su carrera en conjuntos de su país, cosa de lo que dan prueba sus experiencias en el Den Bosch, De Graafschap, Groningen y ADO La Haya, además del Millwall inglés.

Su llegada a España, sin embargo, no se produjo sino hasta 2010, cuando arregló su incorporación al Nástic de Tarragona, con el que marcó veinte goles en una campaña y media, antes de finalizar su vínculo contractual el club catalán, como decíamos, debido a un conflicto en el que desde la institución se afirmaba que se había provocado una lesión en una salida nocturna, cosa que el jugador negaba rotundamente.