David Amaral impone los entrenamientos a puerta cerrada

El entrenador David Amaral ha llegado al Tenerife con la necesidad de sacar al equipo de los puestos de descenso y para eso ha impuestos unas normas que pueden servir para cambiar la dinámica del equipo tinerfeño.

El nuevo entrenador no empezó con buen pie su nueva andadura, ya que cayó derrotado en casa ante el Huesca, y parece ser que quiere cambiar esta dinámica consiguiendo que el equipo enseñe nuevas jugadas a balón parado y compenetrar la defensa para que no cometan fallos infantiles. David Amaral para realizar todo este trabajo ha decidido encerrar al equipo y entrenar durante toda la semana a puerta cerrada, ni siquiera los medios de comunicación tienen la posibilidad de disfrutar de estos entrenamientos.

Hay que decir que esta táctica también es muy buena para alejar a los jugadores de la presión de fuera, que en estos momento está siendo excesiva, hasta el punto que han llegado a recibir agresiones fuera de contexto.