¿Quién se llevará a Abel Resino?

En lo que a banquillos se refiere, sin duda ha sido una de las revelaciones de la temporada. Con un equipo hecho en principio con “retales” y que sólo aspiraba a pasar una temporada tranquila, ha estado luchando por el ascenso hasta la última jornada.

El presidente Quique Pina le dio a Abel Resino un plantel basado en jugadores que no querían otros equipos (como Gibanel, Curro Montoya o Raúl Pérez), eternas promesas que nunca terminaron de explotar en Primera (como Luque) y cesiones de jóvenes valores, favorecidas sin duda por la condición de representante de jugadores que ostenta Pina (como el caso de Goitom); y a partir de ahí, la falta de presión en el entorno y el buen hacer del técnico hicieron que el sueño casi se convirtiera en realidad.

Pero el sueño acabó y lo más probable es que Abel Resino quiera sacar partido de su gran temporada en el banquillo murciano, como todo buen profesional. Por ahora sabemos que ha entrado en las quinielas de Málaga y Almería, pero sin duda al ex cancerbero colchonero seguro que le sale alguna novia más.